BFO 2014

Primera Bienal de Fotografía Oaxaca 2014

 

El día 10 de Octubre de 2014, en las instalaciones del Centro Fotográfico Álvarez Bravo, la Secretaria de las Culturas y las Artes del estado de Oaxaca en conjunto con el Centro Fotográfico Álvarez Bravo, inauguraron la primera Bienal de Fotografía en Oaxaca “FOTOAX 2014”. En esta exposición mostraron sus trabajos 16 fotógrafos/as entre 81 participantes (enviaron sus trabajos 108 fotógrafos/as), fotógrafos/as seleccionados/as por parte del jurado compuesto por Patricia Mendoza, Gerardo Montiel Klint y Armando Cristeto. En esta primera edición de la Bienal Fotoax 2014 se asignó el primer premio de $ 50,000.00 como estimulo a la creación - integralmente patrocinado por  la Secretaria de las Culturas y las Artes del estado de Oaxaca - a Edith Morales Sánchez  y Menciones Honoríficas a Baldomero Bobles y Katie Swietlik . Esta primera edición de BFO fue reservada a los/as nacidos/as en el estado de Oaxaca o extranjeros/as residentes en Oaxaca por un mínimo de 3 años, esto para realizar una evaluación del nivel de la fotografía que se produce a nivel estat

Ganadora BFO 2014 - Edith Morales Sánchez

PAISAJE  1819220

El trabajar como contadora durante 25 años ha permitido estructurar mi realidad desde el contexto del archivo. La cifra implícita en el expediente transmuta y es parte de un proceso de registro: la exactitud numérica que da paso a la sumatoria total, forma una línea de archivo que se convierte en un horizonte y consecuentemente en un paisaje.

el papel de la sumadora es dicho horizonte; utilizado como soporte para aquellos registros y datos que conforman nuestro sistema de vida, es un proceso cíclico siempre en movimiento y en constante cambio. Cada registro se sucede en un acto único dejando huellas y resguardándolas, posibilitando una  línea que se va trazando hasta el infinito. Asimismo, los expedientes encimados y arrinconados a nivel del suelo, forman el umbral a una dimensión abrumadora que visualizo desde la imposibilidad kafkiana.

Los dos paisajes son inalcanzables en sentidos distintos: uno reflexiona desde lo infinito lineal, sin mácula, y el otro desde lo abismal burocrático del trámite. mi cedula profesional que es realmente un autorretrato, es un referente identitario unificador de toda la idea y le da el sentido humano desde la perspectiva del trabajo ya que  existe un “operador”  que acumula la historia y la información por medio de aquellas cifras que no tienen fin y que no permiten margen de error.

 

Mención Honorifica - Baldomero Robles

Loo naá *  

Indagar el inconsciente, a través del recuerdo particular. Fotografío lo que reconozco lo que siento que he vivido ; representando piezas cotidianas de mi vida. Me interesa la forma en que se construyen historias a partir de fragmentos.

 

*Idioma Zapoteco, sin traducción (termino que se usa para nombrar  un terreno fértil)

Mención Honorifica - Katie Swietlik

I am así

Si recuerdo bien, tendría unos diez años cuando orgullosamente anuncié a mis amigos que yo era mexicana. Esto no era una mentirita de la que esperaba que nadie se enterara; con mi piel quemada por el sol y mi pelo tan rubio, realmente creía que tenía un poco de sangre mexicana. Había cierta lógica detrás de mis tonterías. Mis abuelos paternos habían vivido en la Ciudad de México un par de años, mucho antes de que yo naciera, y por eso teníamos algunas piezas de artesanía mexicana en casa; en Navidad, a veces ayudaba mis vecinos a hacer tamales; de bebé, mi primera comida sólida había sido una tortilla. Mexicana, ¿no?

 

Ahora, más de 15 años después de aquel insólito anuncio, he estado haciendo mi vida en México por casi tres años, enamorada de un mexicano los últimos dos, y ahora sé major que nunca que no soy mexicana. Aunque tampoco soy estrictamente norteamericana.

 

Siendo mujer en cualquier de estas culturas o en alguna mezcla de las dos, una se encuentra con expectativas sociales, instituidas en ambos lados de la frontera, acerca de quién se supone que una debe ser. Me encuentro a mí misma queriendo ser lo contrario de esos ideales femeninos, pero al mismo tiempo con ganas de ser la mujer perfecta que pregonan.

 

Hace un par de semanas, al pasar por la ventana de una cafeteria me llamó mucho la atención una escena cotidiana que habría pasado desapercibida a cualquier otra persona. Una pareja de mediana edad, presumiblemente casados, se sentó en silencio, cada uno ante su taza de café. El hombre miró a lo lejos mientras la mujer le endulzaba el café. Mi reacción inmediata fue pensar que un hombre hecho y derecho debía ser capaz de endulzar su maldito café. Luego, con la misma rapidez, la frustración se trasladó desde el hombre hacia mí, al decirme a mí misma que probablemente la escena no era tanto una muestra de machismo extremo como un simple acto de cariño y ternura de la mujer hacia su pareja.

 

Entre más me hago consciente de las dos culturas en las que vivo --- sus similitudes, sus diferencias --- más consciente soy de mi capacidad de elegir entre los distintos elementos que cada una me ofrece para la construcción de lo que soy, la construcción de mi propia mujer ideal. Hacer este trabajo ha sido para mí una manera de encontrar un mejor entendimiento de quién es exactamente esa “mujer ideal” y aceptar las contradicciones, culturales o de otro tipo, que se encuentran dentro de ella.

 

Seleccionados

Antonio Turok

Ariadna Rojas Alcantara

Bertha Cervantes

Daniel Robles Cruz

Gilda Genis García

Octavio Lopez

Maria Santos Cuellar

Nelson Morales

Ricardo Audiffred Soria

Marcel Rius

Sergio Ventura

Julia Barco

Jazzibe Cruz Santos